Buscar
  • Gretah Cerón

Remodela tu casa y conviértela en un hogar


¿Sabes cuál es la diferencia entre una casa y un hogar?


En este post quiero platicarte la diferencia que existe entre ellos, muchas veces creemos que nuestra casa por ende ya es nuestro hogar, pero la realidad es que eso es un error.


Una casa es simplemente eso, algo físico, una construcción que cumple con algunas características para cubrir ciertas necesidades y nos sirve para resguardarnos de los fenómenos naturales. Por el contrario, un hogar es un proyecto que continuamente se actualiza, un proyecto que vas completando a lo largo de la vida; y no necesariamente tiene que ser un espacio físico, el hogar está en donde uno se siente bien; puede ser tu casa, la habitación de un hotel o incluso tu propio cuerpo.


El hogar es el lugar que te da paz, satisfacción, seguridad, calma, protección, confort y que te brinda ese sentimiento de pertenencia, es donde has compartido momentos irremplazables, realizado celebraciones, tenido conversaciones, etc.; El hogar involucra los sentimientos y por lo tanto es donde está el corazón.


Claro que, nuestra casa puede formar parte de éste proyecto de vida y entonces sí, convertirla en nuestro hogar. La podemos decorar como más nos guste y siempre que queramos la podemos modificar, le cambiamos el estilo, los colores, el mobiliario, incluso podemos tirar muros para que se acople mejor a nuestras actividades y en todo este proceso se irá forjando el hogar, quizá empieces arreglando la casa tu solo y más tarde compartiéndola con algún amigo, con tu pareja, formando una familia. Y es ahí que cuando voltees hacia cualquier esquina vas a encontrar recuerdos, olores o sensaciones de eventos vividos ahí.


El hogar no está en el mueble nuevo que recién colocaste o en el dinero que has invertido o gastado, si no en el cajón en donde guardas algunas pertenencias importantes, en el marco de la puerta donde vas anotando el crecimiento de los pequeños, en la pared que has tenido que pintar 4 veces porque ninguna te convencía, en el estilo propio que le has ido poniendo, en el escalón donde te sentaste a llorar algún día porque las cosas no sucedían como esperabas, en el comedor donde se partieron tantos pasteles por los cumpleaños, etc...


Y es ahí cuando puedes decir que tu casa es tu hogar, ya que ese espacio físico lo has ido moldeando a tu manera y a tu gusto propio y es el lugar en donde mientras sucedía ese proceso pasaron ciertos eventos, se incorporaron integrantes a la familia y se formó el vínculo. Es bonito cuando entras a tu hogar y te sientes satisfecho de lo que ves, te gustan tus muebles, los acabados, la iluminación, las fotografías colocadas en el librero, y que cada rincón tenga algún recuerdo preciado que después le puedas contar a tus nietos.


Es por eso que hoy te quiero invitar a que hagas de tu casa un hogar, invierte en esa decoración que quieres, invierte en ese mueble que es tan cómodo, invierte en el espacio que necesitas para trabajar, para pasar tiempo en familia, para cocinar en una cocina amplia, invierte en esa cama que te va a recibir cada noche cuando estés al borde del cansancio. Y por supuesto invierte en tu tiempo en familia y también en tu espacio personal. Al final, eso es lo que se quedará en tu memoria.


Invierte en tu casa y conviértela en el hogar de tus sueños, y repite conmigo: "Merezco tener una casa que se sienta como mi hogar".


Gracias por leerme. ¡que tengas un día maravilloso!





0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Instagram
  • Facebook
  • Pinterest